Homenaje a Patricia Derian

El lunes 12 de diciembre se realizó un homenaje a la fallecida ex subsecretaria de Derechos Humanos de los Estados Unidos, Patricia Derian, la actividad estuvo organizada por OJDI y la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación y se celebró en el Archivo Nacional de la Memoria (Ex ESMA).

La histórica militante (1929-2016) viajó tres veces a la Argentina en 1977, durante la última dictadura militar, en nombre del gobierno de Jimmy Carter, y recibió más de 5.000 denuncias sobre personas detenidas-desaparecidas, que divulgó fuertemente en la comunidad internacional.

Luego tuvo una gestión muy activa durante la visita de la Comisión Internacional de Derechos Humanos, en 1979, enfrentándose a los miembros de la Junta Militar, y participó en el juicio realizado en 1985.

En 2006 fue condecorada con la Orden del Libertador General San Martín en grado de Oficial, la máxima condecoración que otorga la Argentina a funcionarios de gobiernos extranjeros.

Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, inició el homenaje agradeciendo la presencia de miembros del cuerpo diplomático, los gobiernos nacional y de la Ciudad de Buenos Aires, y diversas comunidades y organizaciones, para luego mencionar que el lugar donde se realizaba el acto, el Archivo Nacional de la Memoria, había sido el edificio donde funcionaba la Escuela de Mecánica de la Armada, que tuvo mucha injerencia durante los años del terrorismo de Estado (1976-1983), y que la gigantografía que está ubicada en una de las paredes del salón y que muestra el momento en que el escritor Ernesto Sábato le entrega a Raúl Alfonsín, entonces Presidente de la Nación, el informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), “es un ámbito extraordinario para llevar a cabo esta conmemoración, que todos entendemos que es necesaria y que faltaba por parte de la sociedad argentina”.

A continuación les agradeció a las autoridades de OJDI, Jaime Kopec y Mario Burman, que trajeran la idea y afirmó que se pusieron en contacto con la embajada de los Estados Unidos y “estamos cumplimentando este acto de memoria, de respeto, de reconocimiento y de poner en valor virtudes individuales heroicas, que van más allá de los interese personales”.

Al referirse específicamente a Derian, Avruj manifestó: “Por su compromiso con los derechos humanos marca toda una impronta, se enfrenta directamente a la Junta Militar, da testimonio de lo que ocurría en esos años y pone su voz en difundirlo”.

También recordó que “era de profesión enfermera, militante de los derechos humanos reconocida por su país. Cuando asume Carter la envía a la Argentina, en 1977 y se enfrenta fuertemente a la dictadura, y sin lugar a dudas es su gestión la que posibilita que llegue la Comisión Internacional de Derechos Humanos, y comienza el proceso de conocer lo que les estaba pasando a los argentinos”, sosteniendo que “Derian nos tiene que motivar a todos”.

Kopec sostuvo que ella, con su accionar y su apoyo a los movimientos civiles, “salvó muchas vidas, cambió el sistema y su accionar fue efectivo en todo el continente sudamericano”, pues “la irracionalidad y los lugares comunes repetidos fueron contrastados con la verdad y las leyes humanitarias”.

También mencionó que el rabino Baruj Plavnik, discípulo del rabino Marshall T. Meyer, miembro de la CONADEP, entregó a la Secretaría “los archivos de minuciosas entrevistas nacionales e internacionales realizadas sobre este tema por la escritora, lamentablemente fallecida, Gabriela Lotersztein, para incorporarlos a la memoria colectiva”, sosteniendo que en esos años se vivió “una época nefasta, un período oscuro con bandas enfrentadas, falta de límites, con miedo, angustia y pérdidas en todos los sentidos posibles. Esas perversas mentes trasnochadas encontraron un freno a través de las acciones de Patricia Derian y ese gigante, en cuerpo y espíritu, que fue (el entonces adjunto de la Sección Política de la embajada norteamericana, Allen) Tex Harris”.

Por su parte, el embajador Noah Mamet afirmó que era un honor para la representación diplomática que lidera participar del acto de homenaje a Derian, quien junto con Tex Harris integraron la Comisión Internacional de Derechos Humanos que vino a la Argentina en 1979 a investigar los abusos cometidos por la dictadura militar, haciendo especial mención de una reunión que ella mantuvo en el predio de la ESMA con (el entonces jefe de la Armada y miembro de la Junta, Emilio Eduardo) Massera, quien le negó que su fuerza torturase a los detenidos-desaparecidos.

Derian lo enfrentó abiertamente y “esa firme determinación ejerció presión sobre la dictadura militar y sirvió como una especie de brújula moral que produjo algunas situaciones entre los militares que finalmente fueron un cambio. Su trabajo salvó muchas vidas en la Argentina y la semilla de la libertad que ella plantó ayudó, en parte, a restaurar la democracia”.

Mamet también se refirió a la entrega de los documentos del gobierno de los Estados Unidos relacionados con los años del terrorismo de Estado en la Argentina que el presidente Barack Obama le prometió a su par Mauricio Macri en marzo, la primera parte de los cuales fue entregada en agosto, y que a la finalización del homenaje le daría la segunda a Avruj, anticipando que los mismos fueron recientemente desclasificados como secretos y que serán subidos a Internet para que puedan ser consultados.

El siguiente orador fue Robert Cox, a quien la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires distinguió en 2005 por su valor como periodista durante la dictadura militar, cuando fue el editor del diario en inglés Buenos Aires Herald, y que luego de ser detenido ilegalmente debió abandonar la Argentina en 1979, pues era evidente que si no lo hacía, se convertiría en un desaparecido.

Sostuvo que todos deberían visitar el predio donde se efectuó el homenaje a Derian para entender lo que pasó en los años del terrorismo de Estado, para luego agregar que la Argentina está a la vanguardia de la defensa de los derechos humanos, que es una política del Estado.

Refiriéndose a lo ocurrido en los años 1976 a 1983, Cox aseguró que el problema en la Argentina era el silencio y la complicidad existentes sobre lo que ocurría, por lo que la gente no entendía, y que a partir del muy valiente accionar de Derian de describir el horror comenzó a tomar conocimiento de lo que pasaba.

Destacó también la tarea efectuada por Tex Harris y sostuvo que los Estados Unidos eran amigos de pueblo argentino, no de sus gobernantes.

Durante el acto se proyectó un video en el cual diversas figuras relacionadas con las ONG de derechos humanos se referían a la labor de Derian y luego de las palabras de Cox se inauguró una placa (foto) en su memoria.

El homenaje culminó con la entrega por parte del embajador Mamet a Avruj de dos CD conteniendo la segunda serie de documentos descalificados por los Estados Unidos sobre los años 1976-1983.

Éste los agradeció y consideró que “es muy importante, pues continúa el camino que se estableció de compromiso entre el presidente Obama y el presidente Macri, de dos países que entienden la importancia del valor de la memoria. Esta segunda tanda de documentos es muy esperada pues abarca cuatro presidencias, lo que ellos llaman ‘informes ministeriales’ que les fueron brindados a las administraciones Nixon, Ford, Carter y Reagan, lo que abarca un tiempo prolongado desde antes hasta después del Proceso y servirá para consolidar información”.

Fuentes: ITONGADOL / TELAM

Deja un comentario